12 enero 2007

SoL(edad)

Salgo a la puerta a fumar. Nadie lo hace que todos fuman dentro. A mí me da el aire y contemplo por unos minutos el paisaje.
Unas montañas verdes a lo lejos, un cielo azul y todo iluminado por el sol. La luz que buscaba.
Por un instante desaparezco y ya no pertenezco a mi realidad, viajo a otra realidad distinta y soy esas montañas y me siento más cerca del sol, del cielo azul...
Decía Jpr que me había curado muy rapido y lo cierto es que no hay cura para la tristeza. Está, pero hay que tomar decisiones. O gana ella o ganas tú y esta vez gané yo.
He aprendido, como decía simpulso, de la melancolía, de sus momentos. Y ahora va y viene y no me incomoda, es parte de mí.
Porque es mejor tener un corazón roto o arañado, cosido y un poco desgastado que tener un corazón limpio y sin sentimiento. Porque es mejor no tener un alma pura y cristalina y tener un alma revuelta y llena de vida...
(momentos de soledad en la oficina...)

2 comentarios:

gusito dijo...

Hola Lluna, me alegro de que estés mejor, de que hayas adoptado una actitud optimista ante vida, que valores lo que tienes y las experiencias pasadas como algo positivo, que, al fin y al cabo, son las que nos definen. Me alegra que superes los reveses, porque eso te hace más fuerte... Ánimo valiente!!

LlunA dijo...

No sé si todo esto me ha hecho más fuerte,pero si me siento así.
Sin ganas de vivir no se vive.
Yo he recuperado mis ganas.
Un besote :)