11 enero 2007

AvAnzAnDo

La tristeza llega sola(o de la mano de la soledad) y sin llamarla. Pero una cosa está clara y ahora me he dado cuenta(que nunca es tarde). Si tú quieres se queda, se hace grande y se adueña de tu tiempo.
Puede que el sol no se vea todos los días en el cielo, pero está claro que no desaparece. Si tú quieres puedes sentirlo aunque no llegues a verlo...
y esto no son mariposas que son palabras.
Hoy ya no estoy enferma. Tan sólo en algún momento llega esa extraña melancolía pero no se queda, no trae consigo sus maletas, sólo está de visita.
He asimilado todo lo ocurrido, todo lo que yo creía que eran problemas y ya han dejado de serlo. No es que las cosas se hayan solucionado de un día para el otro, sencillamente han dejado de protagonizarlo todo. Que la protagonista soy yo porque es mi tiempo.
Así que dejo volar alto a todas esas mariposas que me han regalado. Cambio todas las bombillas del camino oscuro por el que he estado caminando y dejo entrar a la luz.
Y ahora estoy preparada. Ahora que llegue todo lo que tenga que llgar.
1, 2, 3....A vivir!!!!!!!
Quien sabe lo que ocurrirá....hay tanta suerte, curiosidad y casualidad suelta que nunca se sabe!!!!
Desvarios a la hora de comer.....hoy sí comí sola, se nota...

3 comentarios:

simpulso dijo...

Tendemos a hablar del sol en singular, cuando yo veo miles cada día.
Lluna: la melancolía es uno de los sentimientos más bellos; aprende a disfrutarla.
Bexos.

j.p.r dijo...

Que rápido te has curado!
La vida es una caja de sorpresas...

LlunA dijo...

Simpulso, tienes todo la razón...hay que hablar del sol en plural...

Jpr, la vida está llena de sorpresas pero hay cosas que no tienen cura, tan solo hay que aprender a vivir con esas cosas. ;)