27 noviembre 2006

AiRe

A veces somos como el Aire. Somos Aire. Porque nada pesa, nada duele...qué pesa el alma? Cuánto pesa el tiempo? y los días?
Cuánto pesa tu sonrisa? Cuánto la mía?
Aire. Somos aire. Volamos lejos, con los ojos bien abiertos. Que los sueños hay que verlos.
Aire. Ahora mismo me siento como el aire. No peso nada. Vuelo lejos, no me siento....
Aire. Hoy soy aire. Que las lágrimas de ayer me enseñaron tantas cosas que me alegro de haberlas sentido. Y cuánto pesa una lágrima? Cuánto mi mirada?
Aire. Quisiera ser aire. Aunque fuera por un solo instante. Y rozar tu piel como la brisa del mar casi sin tocarte...suave...dulce.
Aire. Hoy sueño con ser aire, esta noche seré aire para ti, para tus sueños, para los míos.
Sueños. Tengo tantos sueños que a penas duermo.
Y sin perderme me pierdo. Como el aire...

2 comentarios:

Ther dijo...

A veces los sueños se confunden con la realidad, y el aire con el sentimiento.

LlunA dijo...

Supongo que la realidad va cargada de sueños y el aire cargado de sentimientos. Todo depende, según se mire, según se sienta ;)