07 enero 2007

InTerrOgaNteS

Si la tristeza es una enfermedad tal vez hoy sea una enferma.
En este momento solamente existen interrogantes en mi vida.
He estado triste algunas veces. En 25 años pasan muchas cosas y la tristeza te acompaña a ratos quieras o no quieras.
Pero esta vez es diferente y me asusta. Es una tristeza que despierta conmigo y me va acompañando a lo largo de las horas haciendose más fuerte por momentos...No sé como deshacerme de ella, no sé como despedirme, no sé nada.
Hay un aburrimiento extraño recorriendo mi cuerpo.
No quiero tener esa sensación de angustia en mí, no quiero pensar que la tristeza me ahoga y se hace dueña de mi tiempo.
Hoy creo que realmente tengo un problema. Supongo que darte cuenta de que está ya es un gran paso. Pero, como ponerle remedio?
Tal vez no he superado las muchas cosas que he tenido que vivir en este 2006 que por fin se ha despedido. Tal vez esperaba demasiado del nuevo año, y claro, acaba de empezar...

3 comentarios:

J.P.R dijo...

Si, por lo que se ve, ahora a las personas melancólicas nos toman por enfermos.
Pero eso lo dicen los médicos, de los cuales no me fío un pelo...
Enfermos no, simplemente que muchas veces en vez de mir hacia delante, miramos hacia atrás, y allí nos quedamos, inpasibles y pensativos.
Pero como digo siempre, todo lo malo tiene su parte positiva, buscala...
seguro que la encuentras!

Cuidate!

gusito dijo...

Hola Lluna, veo que estuviste haciendo reformas por tu blog... siempre va bien renovarse un poquito...

Alegra esa cara, mujer, mira a la vida de tú a tú... riete de ella. No te angusties por lo que ha pasado, porque ya no es más que eso, pasado. Aparta de tu vida lo que no te satisfaga, y apuesta por el futuro y por vivir el presente, que es lo que tenemos... sal y tómate una cerveza con los amigos y amigas... y sobretodo quiérete más, que tu vales mucho...

Un saludo.

LlunA dijo...

Miro demasiado atrás, J.P.R, pero no me quedo ahí e intento recordar lo bueno dentro de lo malo, que siempre lo hay...Y tienes razón, supongo que no es una enfermedad tan solo que no todo el mundo lo entiende...
Aysssssss Gusito, esto es una de esas rachas que acaban pasando. Y sí, la raiz del problema tal vez sea que me olvidé de quererme queriendo demasiado a los demás, a lo ajeno... ;) Gracias